MAHATMA GANDHI decía: "MAS QUE LOS ACTOS DE LOS MALOS, ME HORRORIZA LA INDIFERENCIA DE LOS BUENOS." // MAHATMA GANDHI decía: "MAS QUE LOS ACTOS DE LOS MALOS, ME HORRORIZA LA INDIFERENCIA DE LOS BUENOS." // MAHATMA GANDHI decía: "MAS QUE LOS ACTOS DE LOS MALOS, ME HORRORIZA LA INDIFERENCIA DE LOS BUENOS."

sábado, 7 de julio de 2007

¿ SE PUEDE AMAR AL ENEMIGO ?

Escultura: Niño Jesús
Tallado por este artesano

Hoy, conversando con mi gran amiga Erika acerca del odio que me domina hacia el Dr. Ricardo Cabello, me propuso realizar juntos un ejercicio. Al comienzo lo encontré demasiado elevado para mi modesto intelecto, pero sus palabras y sus conceptos eran tan puros y acertados que poco a poco fui convenciéndome. Acudí a mi condición de cristiano, hasta que me vi con los ojos cerrados (siguiendo las indicaciones de ella), imaginándome el rostro del Dr. Cabello y repitiendo en voz baja "Dr. Cabello, lo amo".

No puedo dejar de reconocer que al comienzo el ejercicio me produjo problemas gastrointestinales.

Siempre me he jactado de ser un hombre que no miente (salvo que la verdad dañe a un ser inocente) y mis hijos pueden dar fe de lo que afirmo. Por ello, el ejercicio que me propuso mi amiga Erika me parecía una desproporción, sin embargo lo hice y el resultado final me sorprendió.

Luego de concentrarme y poner toda mi voluntad y mis mejores sentimientos, logré visualizar el rostro del Dr. Cabello. Lo observaba de pie, frente a mi cama en la Clínica Santiago, lo miraba fíjamente a los ojos y repetía "Dr. Cabello lo amo". Volví a realizar el ejercicio y lo veía sentado frente a mi en el Tribunal cuando fuimos careados, volvía a mirarlo a los ojos y repetí la misma frase. Fue en ese momento que sucedió algo sorprendente ...

Noté al Dr. Cabello muy asustado, temeroso, débil, pequeño y debo decir - aunque suene petulante - me di cuenta que me temía. Temía enfrentar la verdad, temía quedar al desnudo y que el mundo descubriera que era un hombre falible. Temía reconocer que era vulnerable.

En fin, consecuente con mis principios, no puedo decir que a partir de ese momento comencé a amar al Dr. Cabello, pero el ejercicio me hizo verlo desde otra perspectiva.

Espero que el Dr. Cabello tenga oportunidad de leer estas letras y se libere de la carga que imagino debe llevar por su mala conducta. (Es tan fácil decir "lo siento")

La verdad aunque severa, es amiga verdadera

23 comentarios:

Ana Maria Risopatrón Larrain dijo...

Alejandro:Qué bueno. que enaltecedor de tu parte es que intentes hacer este ejercicio con quien te dejó tan mal y para siempre.Eso es buenisimo, pues una cosa es buscar justicia , e incluso ser tenaz y duro para encontrarla, pero otra muy diferente es odiar.Por lo que he percibodo en ti, la palabra odio es sinónimo de rabia,nada más.

Erika Contreras dijo...

Alejandro:
El amor es liberador y no es sólo una frase bonita. Con lo que te conozco sé que ese odio te envenena.
Con esto no quiero decir que no debas hacer justicia. Admiro tu tezón y perseverancia en encontrarla.
Respondiendo a tu pregunta, ¿Se puede amar al enemigo?. Quizás no en este caso, sería mucho pedir, pero al menos no odiarlo.
erika

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Gracias Ana María y Erika por vuestras palabras.

Reflexionando sobre ellas, puedo decir que si hubiera existido un asomo de arrepentimiento o un pequeño gesto de nobleza y de honor de parte del Dr. Ricardo Cabello, mi caso jamás habría llegado a los Tribunales de Justicia.

El acto que mas ha profundizado mis sentimientos de odio (o de ira) hacia el Dr. Cabello ha sido sin lugar a dudas : LA MENTIRA.

Puedo entender el error, pero jamás entenderé la mentira permanente para ocultarlo.

Infinitas gracias por vuestra empatía y vuestro apoyo.

Alejandro

Anónimo dijo...

Alejandro: te felicito por tu docilidad a tan profundo ejercicio.Eres conciente ahora de la situación un poco más global. Es esto a lo que me refiero a que no dependas de él, sin por eso no luchar por la justicia
Un fuerte abrazo y mi admiración por tu búsqueda de crecimiento.
Ana Contreras

PAZ TRAVERSO dijo...

Querido Alejandro : Es muy importante la dinamica que realizaste pese a que yo creo que las rabias conyenidas son lo peor . Sin embargo conoci este tipo de dinamicas leyendo a Lola Hoffmann y me parecen positivas porque al final ES UNO el que va cambiando las atmosferas y pensamiento y pude manejar asi el conflicto y las percepciones de las cosas.
Cariños

Turrex-Sit@ dijo...

Wow!!! Debió ser complicado en un inicio llevar a cabo este ejercicio.
Bien dicen por ahí "perdono, pero no olvido". Más está vez, me di cuenta que no sólo se puede perdonar si no también amar a quién nos ha hecho daño...

Saludos!

(aún así, me resultaria complicado llevar a cabo este ejercicio, creo que se necesitaría de mucha voluntad de parte de uno)

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De que se puede, se puede...pero no todos están disponibles para ello; la única forma en que pueda amar a mi enemigo es para dejarlo ir y que se pierda para nunca más volver. Valoro la fortaleza de quienes puedan hacerlo...la religión ayuda a ello, ciertamente; pero es algo que trasciende a lo divino.

Saludos cordiales.

maria moreno dijo...

Alejandro:
Yo creo que no podria amar a el que por su negligencia mato a mi hijo, pero si sintira odio al recordarlo disminuiria el amor SI NO TENGO NI DOY AMOR TAMPOCO TENDRIA ILUSIONES, mi vida no seria la misma. Y YO NECESITO QUERER Y QUE ME QUIERAN para poder seguir tirando p´alante.
si me lo permites te pediria un Favor¡¡¡¡ INTENTALO!!!UN ABRAZO
MARIA

MentesSueltas dijo...

Me impacto tu historia, prometo volver a leerte con mas tiempo. Te dejo un abrazo... me voy impresionado con tus letras.

Te abrazo
MentesSueltas

PD: Erika una ciber amiga que conocí y respeto mucho-

Gabriel dijo...

Grande Erika haciéndote soltar durezas de odio con ejercicios como ese. Bien.

Diana L. Caffaratti dijo...

Alejandro:
no sé si amar al enemigo es lo correcto, en cuanto al decir. Pero, bien vale el ejercicio que nos libera de odios.
La técnica que te ha enseñado Erika, cobra otro sentido: valioso. Más aún cuando hay muchos detractores de este tipo de introversiones guiadas. Sirve. ¡Vaya, si no!
Gracias pot us palabras en mi sitio.
¿Culgo tu link para visitarte con frecuendia! (últimamente estoy "derrapando", pero no dejo del todo esta actividad bloggera que he descubierto enriquecedora en todos los aspectos.

Miri dijo...

Alejandro: Me parece perfecto lo que has hecho, más que nada por vos, porque al liberar ese odio, el que te liberás sos vos.De todos modos coincido con Ana María , aunque no la conozca, que ese odio en vos, por lo que siento, es una profunda rabia. Pero igualmente, contenida produce estragos en nosotros mismos.


Adelante amigo, se nota eres un ser humano excepcional y tienes mucho por lo que seguir luchando.

Agradezco profundamente tus palabras en mi blog, me parecieron totalmente acertadas.

Te espero siempre por mi lugarcito para compartir, y yo desde ya pasaré bien seguidito.

Un cariño grande.

Monica Alvarez dijo...

Hola Alejandro:
Es bueno que empieces a liberarte de los sentimientos negativos que sientes hacia quienes te hicieron daño porque de esta forma podras mirar sanamente el futuro que te queda por delante y eliminar lo ponzoñoso que que tiene el resentimiento para con uno mismo.
Buen acompañamiento es el de tu familia en esta reconciliacion.
Ayuda tambien que derives tus energias hacia actividades manuales e intelectuales.
Un abrazo.

Terran dijo...

Hola!, la verdad es que me pasaba por acá y me llamo mucho la atención el titulo de esta entrada; es simplemente magnifico lo que usted hizo; el hecho de amar a nuestros enemigos es un principio que a mi juicio todos debiéramos seguir. ¿se imagina si todos pensaran de ese modo? (aunque no me imagino a Bush tomado de la mano con Osama), pero de todas maneras no es malo soñar.

Un saludo para usted amigo ^^

Cuídese mucho y le mando saludos
desde Chillan Chile

Carolina.

adelita dijo...

Quizas Dios queria que estuvieras sentado haciendo esas tallas maravillosas.
Me atrevo a recomendarte que hagas yoga, eso te ayudará muchisimo.
Gracias por pasarnos esa terapia de perdon.
Un abrazo
Adela

periquita dijo...

Me parese fantastico que hayas logrado cambiar en algo ese sentimiento de odio y de rabia.
Yo tengo por norma meter esos casos terribles en una gaveta en el cerebro, eso significa que estan alli pero no los veo sino cuando es necesario, no los tengo presentes todo el tiempo, asi llega un momento en que casi se olvidan.
Esos sentimientos negativos te hacen daño, yo digo que "forman callos en el alma" ¡y todos sabemos lo que duele un callo!
Tu trabajo de tallado en madera me encanta, estoy de acuerdo con Adelita: a lo mejor debias sentarte un tiempo para dedicarte y crecer en esa actividad.
Gracias por tu visita a mi blog.
Besos.

Vivianne dijo...

Sin duda uno no puede amar al enemigo que en este caso fue el gestor de un sufrimiento total,más encima si éste no demuestra un arrepentimiento o asume su responsabilidad en lo sucedido, pero sabes hay algunos que se afirman en el dicho "sientate en el umbral de tu puerta y verás pasar el cadaver de tu enemigo" otros que dicen "Todo cae por su propio peso" en mi caso creo que Dios no nos envia castigos o sea "Dios castiga pero no a palos" para mi no va!!! uno forja su destino para bien o para mal, si a ti te sucedió este episodio es porque de seguro saldrías adelante con fortaleza y vitalidad, entregando tu mensaje a quienes lo necesitan y que son más desvalidos, te has convertido en un artista creador, tallar la madera es un don que tu posees y que quizás nunca te habías enterado, usted por la vida puede hacer mucho más que perder el tiempo en odiar o desear mil horrores a quien le hizo tanto daño...Infinitos abrazos y brisas sureñas y aromas marinos...

adelita dijo...

Alejandro, gracias por tu comentario en mi blog. Me gustaria contarte la experiencia de una persona cercana con el yoga, mi correo es adestaudy@gmail.com.
Estuve viendo el video y verdaderamente que debes sentirte muy indignado, porque yo opino que un error es posible, todos somos humanos pero se debe dar la cara con dignidad y tratar en lo posible de aliviar el daño.
Un abrazo
Adela

Carolina dijo...

Papito, no sé si yo podría hacer lo mismo que tú, hasta intentarlo debe ser muy dificil y debes sentir que va contra tu voluntad, más creo que es lo mejor que tu amiga Erika a podido aportar a esta larga espera.
Creo que sería algo menos agotador el botar el odio, nadie te pide que lo ames, pero al menos no guardarle odio, pq mas sufre el que lo siente que el que es odiado.
Te admiro profundamente por ser valiente y por salir adelante en las condiciones que te dejó este hombre y tener que cargar mas encima con su crueldad y su silencio.
Te queremos mucho y de verdad me has sorprendido.
Otra cosa...feliz de que tanta gente se dé unos minutis para apoyarte.
Tu hija mayor.

Miri dijo...

Hola Alejandro..
Pasaba a visitarte y a dejarte todo mi cariño.
Te deseo tengas un muy buen fin de semana.

Anónimo dijo...

El odio, como la envidia son pasiones que no aportan nada, el sujeto envidiado u odiado, puede que ni se entere, es como un boomerang, se nos vuelve hacia nosotros, el sufrir es nuestro.
Prefiero, llegado el caso, pecados capitales mas lúdicos.
Carmen

Scryptum dijo...

¿Qué te puede decir un desconocido que algún amigo no haya aclarado mejor? Sigue adelante que la vida continua, tienes la admiración y el aprecio de un extraño. . .

Addalina dijo...

Muy interesante el ejercicio, aunque, como dice tu amiga, el amor no es una frase bonita, sino una capacidad. Tu la tienes sin duda, pero el problema aquí no es convencerte de algo que quizá no es lo más importante, sino el cómo te sientes, eso lo es más. Coincido con ella de que es algo que te envenena y es como darle veneno a las hadas si te alimentáramos eso.
Algunos amigos dicen que no he superado la muerte de mi padre, pues siempre hablo de él, quizá tengan razón, pero no es algo que sienta que necesite superar, pues aunque me sigue doliendo el no tener su compañía no siento necesariamente que sea algo que me haga sufrir, sino que es una de las partes más importantes de mi vida y no la puedo hacer a un lado, sobre todo por la infinidad de cosas que he aprendido y entendido a través de su partida.
En cuanto a tu pregunta, sí se puede amar al enemigo, pero no con un amor sentimentalista o pasional como lo pintan en las novelas o la televisión, sino con esa bondad que te hace conmoverte, entristecerte y quizá preguntarte que será de su desdichada vida si sigue rodeado de todo eso que envuelve sus actos.
Claro que se puede amar al enemigo y estoy cierta que, aún sin darte cuenta, sin quererlo tú lo haces.
Te envío un millón de besos.

HONRAR LA VIDA - MERCEDES SOSA